Pedagogía de entrecasa

Después de un intenso episodio de búsqueda contrarreloj, los libros que Hija Menor tenía que devolver a la biblioteca, parecían haber pasado a la Dimensión Desconocida. ¿Dónde los había dejado? Su única respuesta era  Ni idea, hasta que entre mis gritos y amenazas recordó adónde estaban.

Con los libros en la mano le dije sarcásticamente: Ahora te quiero más. ¡Uy! Tantos años leyendo la Ser Padres, para atacar de esa manera la delicada psique de una niña… Por lo cual agregué: Querer te quiero siempre, digamos que ahora me caés más simpática 🙂

Hija Menor me mira y responde: Ya sé que me querés siempre. A veces me querés y otras me querés matar.

¡Qué suerte que lo haya entendido!

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Hija Menor, Madre de familia

4 Respuestas a “Pedagogía de entrecasa

  1. Miroslav Panciutti

    Los gritos y amenazas no siempre funcionan para recordar; a veces producen el bloque mental. Y no te preocupes mucho por las psiques infantiles; para mí que no son tan delicadas como dicen tantos padres con complejos de culpa. Un beso.

  2. irene

    Y de la delicada psique de una madre repodrida quién se acuerda?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s