Pobres angelitos

Estoy en la peluquería leyendo una revista… de esas que hay en las peluquerías. Quizás porque la que estaba hojeando era del año pasado, mi concentración distaba de ser perfecta, por lo que oigo a una mujer decir en tono indignado:

…Y me dijo, los voy a llevar a ver a La Bella y la Bestia, pero se levantan temprano y ya me van a romper desde entonces.

Miro por el espejo y veo que la que habla es una chica de veintilargos. La manicura se indigna con ella soltando un Noooo. Me parece exagerado, pero supongo que el tiempo pasa más rápido y mejor cuando se les da la razón a los clientes.

La chica prosigue: ¿Cómo puede hablar así de un par de chiquitos de tres y seis años? ¿Cómo un padre puede decir que le rompen? ¡Eso me dijo!..

Inmediatamente pienso: ¿No tenés hijos, no? ¿Nunca estuviste las veinticuatro horas sola a cargo de dos chiquitos de tres y seis años?  Trato de seguir con la revista mientras oigo: … y una  vez me dijo que sus hijos “lo torturaban” ¡Cómo puede…!

Pero claro, no le digo nada. Si es afortunada, sus propios hijos le van a dar otra perspectiva de los sentimientos cambiantes que produce la convivencia con los “chiquitos” 🙂

Anuncios

14 comentarios

Archivado bajo Cosas que pasan

14 Respuestas a “Pobres angelitos

  1. Por supuesto, ella no tiene ni idea de lo que está hablando! Pero es lindísimo tener veintipocos y poder hablar por boca de ganso acerca de la paternidát, la maternidát y otros temitas sencillos por el estilo. Yo, a su edad, hacía lo mismo! 😉

  2. ja no tengo hijos aun, pero las guardias de pediatría han sacado lo peor de mí, incluso antes de ser madre

  3. Mismo comentario hacia mi hermano cuando yo hablaba de mis hijos.
    Cuando una vez le pregunte a Nacho en un restaurant “Que querés de postre?” mi hermano dijo que con lo chiquito que era que había que andar haciendole tantas preguntas y que el pibe demorara diez minutos eligiendo que si que no.
    No saben como me rio cuando le pregunta ahora a su hija Vicky lo que quiere de postre.
    Asi de anecdotas pequeñas, tengo por docenas con él.
    Todo llega……………..

  4. Ana

    Ja! si, son las dos caras de una misma moneda. Cuando el respiro llega cuando finalmente se duermen…. el reposo del guerrero.(ellos y nosotros!) .
    Pero hay que disfrutarlo, pasa tan rápido!

    un beso

  5. Muy joven ella, habría que ver cuando le llega su momento cómo lo maneja.
    beso

    • ¿Riéndose de lo ingenua que era entonces? 😛
      Besos

      • La Muñe

        Qué padre puede decir que no se muere de sueño después de una noche de dormir mal por los niños? ¿Quién puede decir que NO tiene sueño si te despiertan a las 7:30 un domingo?
        Mi marido, padre amoroso y tolerante si los hay, después de levantarse cuatro veces durante una noche, apodaba a la criaturita de sus amores “Guantánamo” porque era una sesión de tortura en esas ocasiones.
        El último sábado, nos despertamos a las 4 de la mañana por llanto de la niña, a consolarla, masajearle los pies y charlarle un poco. A las 8 del día siguiente, los ojos me ardían y no podía estar despierta… No es falta de amor: Es ser humano!

  6. irene

    Todos los hijos rompen entre las 22 y las 8 de la mañana. A cualquier edad de los padres!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s