Archivo de la categoría: Cosas que pasan

Para toda la vida

Cuando veo a una mujer tatuada con un nombre masculino ruego que sea el de su hijo.
Como segunda opción, el de su Verdadero Amor Para Toda la Vida.

(A propósito de una paciente que llevaba tatuado MIGUEL en cada una de las lolas. No me animé a preguntarle quién era ni dónde estaba ahora)

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Cosas que pasan, Reflexiones

Aviso

Sé que hace mucho que no aparezco por aquí, pero volví por algo importante.

Si alguno de ustedes tiene la necesidad de tener una cubetera amarilla que permita hacer hielo en forma de patitos, le aviso que la puede conseguir en el local de Morph del Buenos Aires Design a $50.

Eso sí, asegúrense de que se trata de una necesidad genuina.

14 comentarios

Archivado bajo Cosas que pasan

La invitación (II)

Sé que suena increíble, pero todavía no me llegó la invitación para la boda de William y Kate. Estuve pensando mucho sobre el tema y me parece que puede haber dos explicaciones:

  1. Para ahorrar en gastos de organización, me mandaron la invitación por correo simple y la carta se perdió. Vieron que los ingleses son un poco pijoteros, pero eso es una vergüenza. Mínimo una certificada.
  2. Se dieron cuenta tarde de que yo faltaba y me invitaron a último momento. No, chicos. Yo de relleno no voy.

Sea cual fuere lo que haya pasado, les confieso que estoy muy ofendida y que ahora no pienso ir ni aunque Kate me llame para suplicarme.

Eso les pasa por hacer mal las cosas.

PD: A todas las que me ofrecieron prestarme ropa para el casamiento, gracias, pero ya no las voy a necesitar. Se van a tener que casar sin mí.

9 comentarios

Archivado bajo Cosas que pasan, No te lo puedo creer

Volver (con la frente marchita)

Qué anticlimático haber hecho una salida dramática después de una discusión (a veces con “últimas palabras” y portazo incluído)… y tener que volver porque nos olvidamos algo.

Por eso la ficción es mejor que la realidad.

12 comentarios

Archivado bajo Cosas que pasan

La invitación

Según la prensa, las invitaciones para la boda real entre el príncipe Guillermo y Kate, ya fueron enviadas. Estoy pendiente de mi correo por si me llega algo, pero les confieso que mis sentimientos al respecto son ambivalentes. Por un lado, deseo que me invitan porque imagínense… ¡Asistir a una Boda Real!

Pero por el otro, no sé. Tengo el vestido que usé hace dos años en el casamiento de mi prima, pero ya me lo vieron y quizás no sea suficiente. Por ahí me tengo que hacer algo a medida. Además, andá a saber dónde habrán hecho la lista de casamiento. Seguro que no es nada barato.

Bueno, yo sigo esperando y si recibo la invitación, ya voy a ver qué hago…

35 comentarios

Archivado bajo Cosas que pasan

Los sonidos del silencio

Si una tarde solo escucho desde mi cama:

  • El tren que pasa a lo lejos.
  • Cantos de pájaros.
  • Alguien que cierra una puerta.
  • Unas voces lejanas.

Ya sé. Otra vez cortaron la luz.

Pido disculpas por estar tan monotemática, pero esta combinación de ola de calor con cortes de energía, me está cambiando la vida (para mal).

13 comentarios

Archivado bajo Cosas que pasan, Mi casa

Basta, me cansé

Basta, me cansé del calor en Buenos Aires. Muchos días, mucho sol, mucho calor, mucho alerta naranja por las altas temperaturas.
O sea, yo estoy dispuesta a ir a un destino exótico para pasar calor. Eso está bien, porque es parte del encanto de conocer otras tierras.

Pero acá en Buenos Aires, me estoy cansando de estar refugiada con el aire acondicionado. Yo tengo cosas que hacer. Además, mañana es lunes y voy a tener que salir a trabajar.

Así que corténla con este calor. Ya fue demasiado.

6 comentarios

Archivado bajo Cosas que pasan